www.elmayorportaldegerencia.com - Intro https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=category&id=1956&Itemid=406&lang=es Sun, 19 May 2024 03:36:58 -0500 Joomla! - Open Source Content Management en-gb pablo.paez@elmayorportaldegerencia.com (Pirámide Digital) Área de producción. ¿Cuánto produce tu empresa? https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24966&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24966&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Todas las empresas desean producir cada vez más y que su producción se traduzca en ganancias que las hagan más competitivas. Pero a veces, en el ímpetu de proveerse de las mejores materias primas para abastecer la producción en serie, no siempre es garantía de que los resultados serán los esperados en comparación con los costos invertidos.

Los costos de producción son costos que pueden estar asociados directa o indirectamente con la producción o entrega de productos o servicios.

Incluyen el material que compras para fabricar tus productos, los salarios, los impuestos y los beneficios adicionales para los colaboradores involucrados en la producción de los bienes que vendes, los costos de envío para llevar el producto a tu cliente y cualquier otro gasto directamente relacionado con la fabricación de tus productos.

Teniendo en cuenta esta variable, seguramente te estarás preguntando cuánto produce tu empresa en relación con los costos de producción, y si los resultados de esta ecuación costos/producción son rentables para tu empresa. Para responder a esta pregunta, en primer lugar, debes calcular la capacidad productiva de tu área de producción.

Este cálculo se realiza en todos los sectores industriales y constituye una herramienta básica para comprender el potencial de generación de valor para tu empresa.

Si la capacidad productiva es inferior a la demanda, se pierden oportunidades de ventas. Ahora bien, si, por el contrario, su capacidad de producción es muy superior, la empresa corre el riesgo de sufrir con existencias paradas, maquinaria ociosa y fuerza de trabajo desperdiciada.

¿Cuánto produce tu empresa? Calculamos la capacidad productiva

Para saber cuánto produce tu empresa, debes atender a tres métodos de análisis y medición: capacidad instalada, capacidad efectiva y capacidad realizada.

  1. Capacidad instalada. a capacidad instalada consiste en el cálculo de la máxima productividad de tu empresa, si se utilizara toda la maquinaria disponible las 24 horas del día de manera ininterrumpida. Para tener un número exacto, tienes que medir cuánto tiempo se gasta para producir determinado producto y multiplícalo por la disponibilidad de un día entero.
  2. Capacidad efectiva. Hace referencia a la forma en que tu empresa es capaz de generar producción, en función de la disponibilidad de mano de obra, aunque enfrentando problemas de mantenimiento de las maquinarias o fallos en los procesos productivos, debido a materiales de baja calidad.
  3. Capacidad realizada. Remite a la cantidad de cálculo que se generó en un periodo anterior, teniendo en cuenta todos los eventos inesperados que podrían haber afectado la planta de producción de tu empresa.

Importancia de controlar cuánto produce tu empresa

Además de calcular cuánto produce tu empresa, es importante que la parte logística sepa cómo gestionar la capacidad productiva, a fin de no desperdiciar recursos con el exceso de productividad. Existen dos formas fundamentales para obtener este control de producción: acción y demanda.

  1. Capacidad productiva limitada por causa del inventario. La técnica que limita la capacidad de producción de la acción es simple: si la cantidad de un producto en el inventario alcanza un determinado valor por la gestión, la empresa toma medidas inmediatas para reducir la capacidad, generando espacios libres para los trabajadores. Si los inventarios son completos, esto significa que el mercado no es tan exigente y puede implicar una pérdida considerable continuar con tan alta producción.
  2. Capacidad productiva limitada por la demanda. Dado que la técnica de limitar la capacidad de producción por la demanda consiste en observar el mercado y ajustar la generación de valor de acuerdo con las necesidades reales del público consumidor. Por lo tanto, es importante lograr la alineación con el equipo comercial, que es el responsable de brindar un punto de vista estratégico sobre las ventas. En algunos casos, puede valer la pena incluso liquidar parte de la maquinaria y reducir la capacidad productiva instalada, para minimizar pérdidas con la ociosidad.

¿Cómo incrementar la capacidad productiva de tu empresa?

Además de ser importante para evitar desperdicios, el control de la capacidad productiva también es necesario para atender las exigencias del mercado. Si la demanda es mayor de lo que la empresa puede generar, está perdiendo oportunidades de ventas y compradores.

En este caso, es imperioso aumentar la capacidad productiva, lo cual puede hacerse de diversas formas. En compañías más escalables, es posible realizar este ajuste con más facilidad, mientras que en otras empresas, este aumento debe ser cuidadosamente planificado, pues representa una inversión razonable.

  1. Actualiza el ecosistema tecnológico de tu empresa. Una de las formas más objetivas para aumentar la capacidad instalada es mediante la mejora del ecosistema tecnológico de tu empresa con una maquinaria más eficiente, rápida y robusta, que puede aumentar la cantidad de fabricación de un producto a la vez. Además, con máquinas nuevas, es muy probable que los costos de producción y mantenimiento se reduzcan considerablemente y los tiempos de los procesos también.
  2. Extiende los tiempos de producción. En las fábricas que aún no funcionan las 24 horas del día, crear un cambio de más puede representar una estrategia para reducir la inactividad de la maquinaria y la expansión de la producción en serie. Pero es fundamental equilibrar los costos de producción con la fuerza de trabajo extra y el resultado financiero que será generado.
  3. Invierte en infraestructura. Otra manera directa de mejorar la capacidad productiva de tu empresa es a través de una inversión en infraestructura. Por ejemplo, con la apertura de otra Unidad o la expansión de la planta con más colaboradores y máquinas. Como notarás, es muy importante calcular los costos de esa inversión para entender en cuánto tiempo se pagará y si realmente vale la pena.
  4. Reduce las paradas con la reducción de mantenimiento. En la industria, las paradas no planificadas para el mantenimiento correctivo son uno de los principales contratiempos para la productividad. Con una cuidadosa planificación de mantenimiento predictivo y preventivo, se puede minimizar estas interrupciones y aumentar la capacidad de producción de manera significativa. Puede ser una decisión acertada utilizar un ERP para administrar con efectividad los procesos de mantenimiento.
  5. Terceriza las actividades de soporte. Tercerizar las actividades de soporte y enfocarse en el núcleo empresarial de la empresa puede ser una forma efectiva de aumentar la productividad o, al menos, de reducir los gastos de tu industria. Contratar a socios expertos para asumir tareas que escapan a la propuesta de valor de la compañía es algo que amplía el foco del equipo y, muy probablemente, mejora los resultados de esas actividades tercerizadas. Además, reduce significativamente los costos.
  6. Capacita a tu equipo de producción. Por último, un medio eficaz de aumento de la productividad es con capacitaciones que desarrollen las habilidades del equipo. Con el entrenamiento técnico y de seguridad adecuado, se puede maximizar la capacidad productiva, reducir las pérdidas por fallos y minimizar el tiempo de inactividad causados por accidentes.

En conclusión, si te preocupa cuánto produce tu empresa, con esta resumida guía puedes calcular tu capacidad productiva actual, detectando las posibles fallas que permitirá aplicar mejores prácticas estratégicas orientadas a mejorar los procesos productivos. De este modo, la eficiencia adquirida en tu área de producción se traducirá en negocios más rentables, gracias a la gestión adecuada de productos en función de la demanda.

Fuente: DREW - Producción


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Cadena de montaje https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24859&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24859&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

La cadena de montaje es una modalidad de producción en economía. Esta está basada en la diversificación y separación de las diferentes etapas de un proceso productivo.

A través de la cadena de montaje, se ha definido un modelo caracterizado por la distinción entre pasos a seguir a la hora de crear un producto determinado.

En otras palabras, por medio de la separación de tareas productivas, es posible identificar y diferenciar los diferentes pasos a realizar. Todo ello, mejorando la optimización de recursos y favoreciendo el constante aprendizaje.

La evolución del concepto de cadena de montaje permitió, en la primera mitad del siglo XX, el desarrollo exponencial de los sistemas de producción en masa. Todo ello, gracias al factor de la especialización productiva. Así, fue la compañía automovilística Ford, la pionera en establecer este modelo en sus plantas.

Desarrollo de la cadena de montaje

Una de las principales características de este tipo de producción, es que es altamente efectiva y recomendable a la hora de fabricar bienes replicables y de producción en masa.

Esto supuso que cada trabajador estaba destinado a cumplir una función, o tarea, específica en el mapa productivo general. De esta forma, permitiendo realizar las actividades más rápida y eficientemente gracias a la repetición. Alternativamente, al igual que sucedió con la mano de obra, también existió avance en términos de maquinaria, suponiendo la creación de tecnologías específicas para cada etapa productiva.

También, es frecuente que la cadena suponga la separación de la producción de las diferentes partes o piezas de un producto. En este contexto, especializando por separado su producción para, finalmente, llevar a cabo el ensamblaje de estas.

También, se suele relacionar conceptualmente a la cadena con el Taylorismo. Especialmente, gracias a su influencia en la crecida industrial del pasado siglo.

Ventajas de la cadena de montaje

Los principales puntos a favor de este modelo son:

  • Evita colas y stock de producción, ya que esta es medida con mayor precisión en cada uno de los puntos o fases de la cadena.
  • Facilita la creación de profesionales altamente cualificados en tareas muy concretas.
  • Minimización de tiempos de producción y reducción de plazos.
  • Todo lo anterior se traduce en la reducción de costes para la empresa y, por tanto, mayor beneficio económico.

Desventajas de la cadena de montaje

La utilización del modelo de cadena de montaje conlleva también unas desventajas:

  • Tiene el riesgo de caer en monotonía y que los productos no presenten novedades con el tiempo, ya que su rediseño supone el campo de toda la cadena.
  • La especialización más pura en una sola tarea facilita la existencia de perfiles profesionales muy buenos, pero difíciles de readaptar a otras labores profesionales en situaciones que esto sea necesario.
  • Con el paso de los años y la aparición de nuevas tecnologías y procesos, el modelo de cadena de montaje más purista se ha visto en desuso. Así, el modelo actual podría denominarse como mixto al combinar características de este con el modelo artesanal de producción.

Fuente: Javier Sánchez Galán (Diciembre 2017) - Cadena de montaje. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Capacidad de producción https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24856&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24856&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

La capacidad de producción es el techo de máxima obtención de bienes y servicios que pueden lograrse por unidad productiva durante un periodo de tiempo acotado.

La capacidad de producción es la capacidad que tiene una unidad productiva para producir su máximo nivel de bienes o servicios con una serie de recursos disponibles. Para su cálculo, tomamos de referencia un periodo de tiempo determinado.

Este indicador suele utilizarse mucho en la gestión empresarial. Ya que, si una unidad de producción está produciendo por debajo de su capacidad de producción, esta unidad no está siendo explotada a su máximo rendimiento.

Si queremos obtener incrementos, así como decrementos, en la capacidad de producción, estos van ligados a procesos de inversión o desinversión. Es decir, si queremos incrementar la capacidad de producción en una fábrica, la empresa deberá invertir en una nueva máquina que tenga la capacidad de producir más.

Por último, debemos tener en cuenta que la capacidad de producción siempre se mide teniendo en cuenta una utilización de los recursos de forma óptima, así como la tenencia de unos medios productivos en condiciones normales de funcionamiento.

Diferencia entre capacidad de producción y volumen de producción

Conviene no confundir estos dos conceptos. Cuando hablamos de la capacidad de producción, estamos hablando de la cantidad máxima de bienes y servicios que puede producir una unidad de producción, bajo unas condiciones de funcionamiento normales, así como una utilización óptima de los recursos.

Por otro lado, el volumen de producción, mide la cantidad de bienes y servicios que una unidad productiva ha sido capaz de producir con los recursos disponibles y, no siempre bajo unas condiciones normales de funcionamiento.

De esta forma, mientras que la capacidad de producción mide el máximo nivel de producción que puede alcanzar una unidad de producción, el volumen de producción mide el resultado que finalmente se ha producido con las distintas unidades de producción.

En otras palabras, el volumen de producción no es necesariamente igual a la capacidad de producción, pues la unidad productiva puede estar funcionando por debajo de su máximo nivel de rendimiento, obteniendo un menor volumen de producción, en contraste con su capacidad productiva.

En la gestión empresarial, es muy útil conocer los dos datos. De esta forma, si conocemos el volumen de producción y su capacidad de producción, podemos saber cuanto están dejando de producir las unidades productivas en escenarios en el que los volúmenes de producción no alcancen su capacidad de producción. Basta con restar el volumen de producción y la capacidad de producción.

Diferencia entre capacidad de producción y capacidad óptima de producción

Estos dos conceptos tampoco deben confundirse. En muchos escenarios, la capacidad de producción mide el máximo nivel de producción por unidad productiva, utilizando todos los recursos disponibles bajo unas condiciones favorables de funcionamiento.

Sin embargo, en muchas ocasiones, las unidades productivas no pueden sostener su nivel máximo de producción en el largo plazo, a la vez que la demanda no siempre exige una producción en su máxima capacidad.

Para ello se utiliza el concepto de capacidad óptima de producción. Es decir, el máximo nivel al que puede producir una unidad productiva, de forma sostenible en el largo plazo. Es decir, en condiciones normales, cual es el máximo nivel al que puede producir una unidad productiva de forma sostenible durante un periodo largo de tiempo.

Este concepto, de igual forma, es muy útil en la gestión empresarial, ya que no siempre disponemos de la capacidad de disponer de nuestras unidades productivas en su máximo rendimiento, sosteniendo ese rendimiento en el largo plazo. Cualquier suceso podría provocar una paralización en la producción, incurriendo en severos problemas para la compañía.

Planificación de la capacidad de producción

Como decíamos, la capacidad de producción siempre se debe medir en un periodo determinado de tiempo. Es decir, cuando queremos hacer una planificación o saber cuál ha sido la capacidad de producción, debemos tener en cuenta el factor temporal.

De esta forma, la planificación de la producción se hace de la misma manera. Si queremos planificar la producción, debemos especificar el nivel de capacidad de producción de las distintas unidades productivas a un rendimiento óptimo para la compañía.

Para ello, la planificación de la producción se hace desde distintas ópticas temporales, las cuales son:

  • Corto plazo (menos de 6 meses)
  • Medio plazo (entre 6 y 18 meses)
  • Largo plazo (a partir de 18 meses)

Ahora bien, para realizar la planificación de la producción en las distintas ópticas, debemos tener en cuenta que la capacidad de producción en el largo plazo siempre condiciona a las capacidades en el corto y el medio plazo, la que esta puede requerir una serie de procesos de adaptación para lograr los objetivos planteados por la compañía.

De esta forma, si queremos planificar la producción, debemos tener en cuenta una serie de factores:

  • Previsión de la demanda esperada.
  • Identificación de la capacidad necesaria para satisfacer la demanda.
  • Identificación de alternativas en casos de no poder satisfacerla.
  • Evaluación y toma de decisiones.

De esta forma, podemos realizar una planificación de la producción que determine el buen rendimiento de la compañía en los distintos plazos planteados.

¿Qué factores condicionan la capacidad de producción?

La capacidad de producción de una unidad productiva siempre está condicionada por una serie de factores. Estos factores determinan la posibilidad de producir más o menos en un periodo acotado de tiempo.

Por ello, podemos clasificar estos factores condicionantes en dos categorías:

  • Factores internos.
  • Factores externos.

Entre los factores internos que pueden condicionar la capacidad de producción cabría destacar:

  • Equipamiento y mantenimiento.
  • Instalaciones.
  • Distribución de la planta de producción y el proceso productivo.
  • Recursos disponibles.
  • Capacidad empresarial.
  • Sistemas de control de la calidad.
  • Gestión de los puestos de trabajo.
  • Gestión de los trabajadores.
  • Diseño del producto o el servicio.
  • Recursos financieros.

Por otro lado, entre los factores externos que podrían condicionar la capacidad de producción cabría destacar:

  • Marco institucional.
  • Entorno político.
  • Legislación y regulación vigente.
  • Convenios colectivos sindicales.
  • Convenios de empresa.
  • Capacidad de proveedores.
  • Entorno económico.
  • Competencia empresarial.
  • Relación con entidades de crédito.

Estos factores internos y externos deben tomarse siempre en cuenta, ya que condicionan nuestra capacidad de producción, así como el funcionamiento de la compañía.

¿Cómo se calcula la capacidad de producción?

Si queremos saber cual es la capacidad de producción de una unidad productiva, la fórmula para el cálculo es bastante simple. La forma de hacerlo sería, en primer lugar, calculando la cantidad de horas por unidad productiva que tenemos disponibles.

Es decir, si contamos con una jornada laboral de 8 horas en la que disponemos de 10 unidades de producción, la cantidad de horas de producción total son 80 horas.

En segundo lugar, debemos medir la capacidad de producción para un producto, en función a la unidad productiva y las horas disponibles. Es decir, debemos dividir la capacidad de producción para un artículo entre el número de horas disponibles, obteniendo así la capacidad de producción diaria.

En otras palabras, supongamos que cada unidad productiva tarda 1 hora para fabricar una unidad del bien o el servicio. Para el cálculo debemos dividir el número de horas disponibles (80) entre el tiempo que tarda en producir una unidad de producción en producir una unidad de producto o servicio (1). Así, obtendríamos la capacidad de producción diaria.

En el ejemplo, la capacidad de producción diaria sería 80, ya que disponemos de 80 horas de fabricación diaria, mientras que cada unidad fabricada tarda, de media, 1 hora en producirse.

En tercer lugar, y mucho más simple. Si queremos medir la capacidad de producción mensual de las unidades de producción, basta coger la capacidad diaria obtenida en el paso anterior y multiplicarla por los días laborales con los que disponemos en el mes.

De la misma forma, se realizaría para calcular la capacidad de producción anual, pues deberíamos multiplicar por el número de días trabajados en un año.

Posteriormente, con estos datos, ya podríamos obtener otra serie de indicadores como el volumen de producción o la tasa de eficiencia. Es decir, si sabemos que la capacidad de producción diaria es de 80 unidades, si estamos produciendo 40, podemos saber que la tasa de utilización es del 50%. Es decir, el volumen de producción estaría funcionando a un 50% en relación a su capacidad de producción.

Fuente: Francisco Coll Morales, 06 de marzo, 2020. Capacidad de producción. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Cómo reducir el tiempo de inactividad en procesos productivos https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24968&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24968&catid=1956&Itemid=406&lang=es


El tiempo de inactividad es cualquier parada no planificada de la producción. Interrumpe las operaciones y puede afectar significativamente los márgenes. Cuando no se controla, puede afectar la eficiencia de los trabajadores, la planificación del inventario y el ciclo, y también el tiempo de entrega.

Dado que el tiempo de inactividad planificado, como el software, las actualizaciones de hardware y el mantenimiento preventivo, forman parte de las operaciones habituales, por lo general no se consideran como tiempo de inactividad. En este artículo, te contamos qué son, por qué ocurren y cómo puedes reducirlos de tus procesos.

¿Por qué los procesos productivos experimentan el tiempo de inactividad?

El tiempo de inactividad puede ocurrir por diversas razones: error humano, mantenimiento inadecuado, cambios excesivos y más. Pero estas razones solo son superficiales cuando se trata de encontrar las causas fundamentales del tiempo de inactividad. Debes buscar más profundamente e identificar por qué se pasaron por alto estas ineficiencias, en primer lugar.

Si solo estás adoptando un enfoque reactivo, registrando fallas cuando ocurren, manteniendo registros incompletos, sin tener en cuenta muchos factores que contribuyen a generar tiempo de inactividad en tus procesos productivos, no estás obteniendo un panorama completo.

Dicho de otro modo, si no estás registrando las razones del tiempo de inactividad y monitoreando cuidadosamente la producción, no estás identificando la verdadera razón por la que tus costos se están excediendo y es probable que lo repitas sin darte cuenta. Entonces, ¿cómo no detectas las señales potenciales de error y cómo hacerles frente?

Adopta un enfoque proactivo.

Los signos de posibles errores se pueden detectar mediante el seguimiento de los procesos de producción. Al aumentar la visibilidad del rendimiento de los activos, la actividad del operador y el estado de la máquina, te estás proporcionando los datos que necesitas para determinar la causa exacta del tiempo de inactividad en tus procesos productivos.

Todo lo que te brinde acceso directo sobre el desempeño de tus colaboradores y los activos individuales a nivel granular puede servir como una guía para identificar posibles errores e ineficiencias.

Seguimiento digital de las causas del tiempo de inactividad en tus procesos productivos

La forma más rápida y sencilla de obtener acceso directo a tu operación es ponerla online. Dado que los errores y las ineficiencias pueden suceder en cualquier momento, es mejor recopilar datos continuos sobre los activos y el desempeño de los trabajadores.

A continuación, te indicamos algunas formas en las que la digitalización puede ayudar a reducir el tiempo de inactividad en tus procesos productivos.

  1. Incorporar herramientas digitales. La forma más fácil de evitar el tiempo de inactividad no planificado es comenzar de manera simple: monitorear el tiempo de actividad y de inactividad de manera objetiva. A menos que tengas una fuente de información coherente y accesible para el tiempo de inactividad, dejarás tus operaciones abiertas al misterio y error humano. Las aplicaciones de monitoreo de herramientas digitales pueden ayudarte a rastrear automáticamente el estado de la máquina y crear una base de datos histórica irrefutable.
  2. Documentar el motivo del tiempo de inactividad en la fuente. Si un operador sabe la razón por la que una máquina se averió, es fundamental documentarlo lo antes posible. Con las aplicaciones de monitoreo de máquinas, puedes registrar los motivos del tiempo de inactividad en la fuente.
  3. Reducir el tiempo de inactividad con el mantenimiento preventivo. El mantenimiento preventivo puede reducir el tiempo de inactividad en tus procesos productivos, tanto planificado como no planificado. Siempre debe formar parte de la rutina habitual de tu planta. Pero cumplir con los programas de mantenimiento preventivo requiere una gran cantidad de trabajo manual, por lo que tendrás que registrar digitalmente el historial de mantenimiento de cada activo. Como el tiempo de inactividad depende completamente de los tipos de activos y el tipo de operaciones en la planta de producción, la creación de tu propio plan de mantenimiento basado en datos es clave. Puedes hacer esto registrando la frecuencia con la que se completó el mantenimiento de los activos y qué pasos del proceso de mantenimiento llevaron más tiempo. Los números mismos revelarán cuán efectivo es el mantenimiento preventivo para reducir el tiempo de inactividad.
  4. Recopilar datos de entrenamiento. No hay mejor manera de comprender cómo se incorporan nuevos trabajadores al sistema de la empresa que recopilar datos de capacitación. Esto te permitirá comprender qué trabajos y tareas están tardando más en aprender tus nuevos colaboradores y asegurarse de que estén recibiendo una capacitación genuina y productiva. De esta manera, la formación inicial de los trabajadores puede evitar cualquier error humano que resulte de la falta de familiaridad con las máquinas o la carencia de conocimientos generales.
  5. Documentar el seguimiento de instrucciones. No solo es importante capacitar a los nuevos colaboradores, sino que también hay que prestarle atención a reforzar el estándar de trabajo que se espera de todos en los talleres. Documenta y verifica dos veces la finalización de cada tarea, construcción de productos, mantenimiento y control de calidad, para que los errores humanos se puedan minimizar desde sus raíces.Crea instrucciones estandarizadas para cada elemento de acción y haz que los colaboradores lo firmen cuando las completen. De esta forma, puedes identificar exactamente cuándo, dónde y cómo pueden haber ocurrido algunos errores.
  6. Trabajar hacia el mantenimiento predictivo. Monitorear constantemente el estado de tus activos a través de sensores y dispositivos de loT puede ayudar a minimizar el tiempo de inactividad. El flujo constante de datos de estos dispositivos conectados puede ayudarte a detectar anomalías y tendencias, pero principalmente puedes usarlos para respaldar tus predicciones y corregir errores antes de que ocurra un tiempo de inactividad. Además, para los activos que detectan el tiempo de inactividad en función de factores como la temperatura, la vibración, el sonido, el calor y la luz, puedes configurar alertas automáticas para notificar a los operadores cuando se predice que ocurrirá la anomalía. En este sentido, puedes tomar medidas para mitigar esas anomalías. Para ciertos activos, también puedes ajustar automáticamente tus condiciones y configuraciones en función de de los activadores configurados con los dispositivos de loT. La mejor manera de comprender las causas fundamentales del tiempo de inactividad en tus procesos productivos es obtener visibilidad del rendimiento humano, de las máquinas y de los procesos en tus operaciones.

Cuando registras estos datos digitalmente, desbloqueas las capacidades, no solo de reducir el tiempo de inactividad, sino también de aumentar el rendimiento, minimizar el desperdicio y reducir el ciclo y el tiempo de entrega.

Fuente: DREW - Inactividad procesos productivos


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Diez indicadores clave de rendimiento para la gestión de producción https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24967&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24967&catid=1956&Itemid=406&lang=es


La mayoría de las empresas se preocupan por alcanzar mayor rentabilidad y escalabilidad a medida que se insertan en el mercado y posicionan su marca. Sin embargo, para llegar a esa instancia, el área de producción influye notablemente, porque es el encargado de transformar la materia prima en productos, que luego son distribuidos a los almacenes que los comercializan al público consumidor.

El problema es que no siempre el proceso de producción funciona como debería, ya que son más que habituales las demoras en la entrega de productos, las unidades desechadas, las odiosas devoluciones de productos, entre otras fallas.

Para mantener un seguimiento del desempeño de tu área de producción, a fin de que tengas un registro de lo que se realiza de forma correcta y lo que no, te recomendamos estos 10 indicadores clave de rendimiento para la gestión de producción.

  1. Entrega a tiempo. Entre los principales indicadores clave de rendimiento para la gestión de producción, podemos mencionar en primer lugar el KPI de entrega a tiempo. Este KPI mide el porcentaje de pedidos entregados a tiempo. La métrica a menudo se contabiliza mensualmente para determinar la relevancia estadística y el objetivo debe ser el 100% de cumplimiento. Esta métrica fue la indicación número uno de operaciones que operan de manera eficiente.
  2. Cumplimiento del cronograma de producción. Este KPI rastrea la frecuencia con la que el equipo de producción alcanza el nivel objetivo de producción y proporciona una forma importante de establecer puntos de referencia de rendimiento, ajustar las estimaciones de tiempo de entrega de las órdenes de trabajo y asegurarse de que los problemas de rendimiento no causen retrasos costosos. Si un fabricante solo realiza un seguimiento de la entrega a tiempo, por ejemplo, los problemas dentro del proceso de producción en sí pueden quedar ocultos y el cambio indocumentado. na de las claves para garantizar la entrega a tiempo, si se realiza un seguimiento diario, es el cumplimiento del cronograma de producción, que mantiene los ojos del equipo de producción en el premio y, eventualmente, podría ajustarse para rastrear también un nivel de desempeño de entrega temprana. Este es un objetivo de producción de KPI muy importante.
  3. Tiempo total del ciclo. El tiempo total del ciclo mide el tiempo que tarda el pedido de un cliente en comenzar y finalizar todo el proceso de producción hasta el envío. Representa el tiempo completo necesario para convertir las materias primas en productos terminados de un extremo de la línea al otro. Un KPI de tiempo de ciclo es el promedio de todos los tiempos de ciclo de todos los pedidos en un período específico y generalmente se calcula utilizando el Tiempo de ciclo de la máquina. En el centro de cualquier métrica de fabricación del rendimiento de la planta se encuentra el tiempo de ciclo de la máquina. Esta medida de eficiencia establece el estándar de la eficiencia de una máquina y permite informes en tiempo real sobre el rendimiento de esa máquina (en el minuto). Cada máquina debe tener un tiempo de ciclo ideal basado en la pieza que se está produciendo. Cuando se ve como un conjunto de ciclos múltiples, se puede medir como tiempo de ciclo de celda.
  4. Rendimiento. Este KPI de fabricación es la tasa de cuántas unidades en promedio está produciendo una máquina, celda o línea a lo largo del tiempo, es decir, 1200 unidades / minuto. El rendimiento se puede aumentar eliminando el tiempo de inactividad, calibrando las máquinas para que funcionen en un tiempo de ciclo ideal, reduciendo la cantidad de toques o pasos en un ciclo para reducir los cortos paradas, cambiando las materias primas o las herramientas necesarias para producir el bien y mejorando el mantenimiento de la máquina.
  5. Utilización de la capacidad. Si una máquina produce bienes en un ciclo de tiempo ideal, se dice que está funcionando al 100% de su capacidad. Cuando funciona más lento o en cualquier momento en que una máquina está inactiva, este porcentaje disminuirá, lo que indica la capacidad disponible y la holgura en el sistema. Este es un gran KPI para comprender la capacidad de la instalación para escalar la producción o instituir una programación de trabajos más ágil durante el tiempo de producción.
  6. Tiempo de cambio. El tiempo de cambio es el tiempo que se tarda en descargar / cargar, reequipar, calibrar y programar un nuevo trabajo. El cambio es más relevante cuando hay un cambio entre un tipo de pieza a otro antes de una ejecución de producción. Cuando se toma como un promedio, este KPI puede ayudar a determinar qué tipos de trabajo y piezas pueden requerir cierta reducción en el tiempo de configuración, si es posible. Al realizar un seguimiento del tiempo de cambio, los fabricantes pueden definir los tiempos de ciclo totales por pieza, ajustar sus estimaciones y reconocer la necesidad de más capacitación del operador, mejor planificación y preparación proactiva de los materiales requeridos.
  7. Rendimiento. El KPI de rendimiento es una medida de calidad y rendimiento y está en el centro de la eficiencia y la rentabilidad de la producción. Esto puede ser una de las medidas de producción de KPI más importantes. La medición del rendimiento del primer paso identificará qué procesos requieren un reproceso sustancial que afectará el rendimiento, influirá en los tiempos de ciclo totales y proporcionará un objetivo de rendimiento del 100% en el que no se produzcan piezas defectuosas.
  8. Chatarra. La chatarra es el material desechado o rechazado del proceso de fabricación, por lo que puede ser una medida de unidades o volumen. Algunas empresas rastrean las métricas de fabricación de chatarra como artículos defectuosos (desperdicio), mientras que otras se centran en la materia prima sobrante de un proceso de fabricación sustractiva. Independientemente de cómo tu empresa defina la chatarra, el seguimiento de este KPI de fabricación debería ser uno de los primeros pasos para reducir sus costos de material, posiblemente aumentar los tiempos de ciclo y centrarse en producir productos de mayor calidad. Sin mejoras de calidad reales, la chatarra es solo dinero que se va por el desagüe.
  9. Porcentaje de mantenimiento planificado (PMP). Este KPI es una combinación del cálculo del porcentaje de mantenimiento programado frente al mantenimiento planificado, más todo el mantenimiento de emergencia necesario para abordar las averías. El PMP es esencial para que los fabricantes asignen adecuadamente los recursos para el mantenimiento preventivo. Una regla general establecida por los defensores del mantenimiento preventivo es el 85% de PMP, en el que una organización tiene como objetivo que menos del 15% del tiempo de mantenimiento se dedique a las órdenes de trabajo de emergencia. Dado que las reparaciones de emergencia pueden costar en promedio de 3 a 9 veces más que el mantenimiento planificado debido a horas extra, piezas apresuradas, llamadas de servicio o producción desechada, esta métrica debe ser estable para la fabricación que busca tiempo de actividad y trata de reducir los costos operativos. Esta métrica de fabricación es muy importante para crear una cultura de mantenimiento saludable. Medir las métricas correctas e involucrar a todos en la planta en las actividades de mantenimiento puede tener un gran impacto.
  10. Disponibilidad. Otro KPI importante dentro de los indicadores de rendimiento para la gestión de producción es la disponibilidad: la medida del tiempo de actividad y el tiempo de inactividad de la máquina. El tiempo de inactividad es, con mucho, la mayor pérdida a la que se enfrentan la mayoría de los fabricantes en la actualidad. Independientemente de la industria a la que pertenezca tu empresa, el tiempo de inactividad cuesta dinero. Idealmente, la disponibilidad debería tener en cuenta todo el tiempo de inactividad, sin hacer distinciones entre si está planificado o no. Además, para abordar los problemas que causan el tiempo de inactividad y reducirlo, los fabricantes deben comenzar a rastrear las razones del tiempo de inactividad para que, cuando se vea en un gráfico de Pareto, el tiempo de inactividad se pueda analizar dentro del contexto de la máquina afectada, por operador y turno, y por cualquier otro factor en el piso de la planta.
  11. Bonus: Tasa de devolución del cliente. Y por último, las métricas que nadie quisiera consultar, pero que están si recibieron alguna devolución de un producto. Como medida de desempeño, el aumento de las devoluciones de los clientes puede indicar una falla en el proceso de producción o un paso faltante en el control de calidad. Los costos de las devoluciones de los clientes pueden aumentar rápidamente debido al reproceso requerido y el esfuerzo y costo de la logística inversa.

Hasta aquí llegamos con este recorrido por los principales indicadores clave de rendimiento para la gestión de producción que aplicarlos te ayudarán a tener un mejor control y seguimiento de tus productos y que estos lleguen al consumidor final en tiempo y forma. Además, los KPI te permitirán detectar fallas de modo tal que, al trabajar sobre las mismas, las puedas superar con creces.

Fuente: DREW - Indicadores rendimiento producción


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Factores de producción https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24853&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24853&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

Los factores de producción son los insumos que se utilizan para producir otros bienes o servicios. Así, pueden dividirse en cuatro: tierra, trabajo, capital y capacidad empresarial.

Los productores transforman los factores de producción en bienes o servicios utilizando la tecnología que tienen disponible. Así, por ejemplo, el panadero procesa insumos como la harina, el agua y la sal, utilizando maquinaria para mezclar y hornos para cocinar. Esto, con el fin de obtener un producto distinto, el pan.

Tipos de factores de producción

Los factores de producción se dividen en cuatro grandes categorías:

  • Tierra: Comprende todos los recursos naturales que pueden ser utilizados en el proceso productivo. Por ejemplo, la tierra cultivable, la tierra para edificación, los recursos minerales (oro, plata o acero), así como fuentes de energía como agua, gas natural, carbón, etc.
  • Trabajo: Es el tiempo que las personas dedican a la producción. De esta forma, las horas de trabajo físico de un agricultor, las horas de estudio de un investigador o las horas de clases de un profesor, son todos ejemplos de este factor productivo.
  • Capital: Comprende a los bienes durables que son utilizados para fabricar otros bienes o servicios. Así, por ejemplo, tenemos la maquinaria agrícola, las carreteras, los ordenadores, etc.
  • Capacidad empresarial: Se refiere al conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permiten a las personas solucionar problemas, modificar su entorno y adaptarse al medioambiente. Este último factor es el más reciente en incluirse en los modelos económicos y en muchos modelos se le denomina también tecnología.

Cabe destacar que la capacidad empresarial es el factor que explica gran parte del progreso de la economía moderna. Los avances tecnológicos y organizativos han permitido un enorme aumento de la productividad de los factores y con ello de la capacidad de producción y crecimiento de las empresas.

Ejemplo de factores de producción

En la producción de lechuga tenemos:

  • Tierra: La tierra cultivable y las mismas lechugas.
  • Trabajo: Las horas de trabajo de los agricultores y otros trabajadores
  • Capital: El tractor agrícola y otra maquinaria.
  • Capacidad empresarial: Creación de semillas resistentes a climas adversos, nuevas formas de producción y una organización óptima que permite alcanzar los mejores resultados.

Fuente:Paula Nicole Roldán, 02 de septiembre, 2016. Factores de producción. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Función de producción https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24854&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24854&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

La función de producción hace referencia a la cantidad de bienes que se pueden producir como máximo teniendo una determinada cantidad de recursos.

En la producción de cualquier bien (o servicio) las empresas necesitan trabajo (recursos humanos), es decir, trabajadores, y capital, como maquinaria y otros recursos productivos (ordenadores, vehículos…)

Así construimos la función de producción: Y= f (L,K); que nos indica que la producción de una empresa (Y) depende de la cantidad de trabajo (L) y de la cantidad de capital (K).

Representación de la función de producción

La pendiente de la curva de producción es positiva pero decreciente. Positiva porque a mayor producción se necesitarán más trabajadores (hay una relación directa) y decreciente por que aunque la producción aumente, el aumento de trabajo lo hará en un porcentaje cada vez menor.

Por ejemplo, tenemos una tarea que necesita de dos personas para acabarse en una hora, si contratamos dos más, la tarea se realizará en media hora, pero llega un momento en que no nos aporte nada seguir contratando a más empleados. Incluso puede llegar a volverse negativa, si el número de empleados es tan elevado que se estorban unos a otros, como explica la ley de rendimientos marginales decrecientes.

Las variaciones de trabajo dan lugar a movimientos a lo largo de la curva, mientras que, si la variación es de capital se produce un movimiento de la misma curva. En el caso de que aumenten los recursos de capital para una determinada cantidad de empleo, la curva se desplazará hacia arriba, y viceversa.

Los recursos productivos de una sociedad dependen de su capacidad de ahorro. Si hay ahorro, habrá más inversión, aumentando así a largo plazo los recursos productivos, generando esto mayor producción.

Pero la función de la producción puede cambiar en el caso de que introduzcamos la tierra (T) y la tecnología (A), quedando la función de producción como: Y = f (L,K,T,A). En otras versiones de la función de producción al factor tierra se le denomina recursos naturales (N), como la energía, la pesca… y en vez de incluir la tecnología se incluye el capital humano (H), es decir, el nivel de formación de la población. Añadiendo estos dos factores de producción, la función de producción sería: Y = f (L, K, N, H). Estas dos variables funcionarían de la misma manera que K, es decir, si se produce alguna variación en N o H, habría un desplazamiento de la curva.

La función de producción Cobb Douglas es una función de producción frecuentemente utilizada en Economía, es un enfoque neoclásico para estimar la función de producción de un país y proyectar así su crecimiento económico esperado.

Para representar las relaciones entre la producción obtenida utiliza las variaciones de los insumos capital (K) y trabajo (L), a los que más tarde se añadió la tecnología (A), llamada también productividad total de los factores (PTF).

En los estudios de Uzawa (1965) y Lucas (1988), se introdujo el capital humano como variable principal de la función de producción Cobb-Douglas, sustituyendo el factor trabajo (L), por el factor capital humano (H), y manteniendo la tecnología (A) y el capital financiero (k):

Fuente: Mariam Kiziryan, 16 de noviembre, 2015. Función de producción. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Logística de almacenamiento https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24860&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24860&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

La logística de almacenamiento se encarga de gestionar y planificar todo lo relativo a los elementos, mercancías o materias primas que una empresa recibe para realizar su actividad.

La logística de almacenamiento trata tareas como colocar y guardar los aprovisionamientos recibidos, mantenerlos en correcto estado, así como procurar que el depósito de todos estos elementos redunde de manera positiva en la actividad de la empresa.

Es decir, no solo tratan de almacenar, también tratan de que el almacenaje sea eficiente. Así pues, por poner un ejemplo, no tiene mucho sentido colocar y guardar todo perfectamente, pero desordenado. Sería un caos.

Cabe aclarar que este tipo de logística se ejecutará en el caso de que la empresa tenga almacén. Ya que existen empresas que todo lo que reciben pasa directamente a producción.

Funciones de la logística de almacenamiento

Dentro de la logística de almacenamiento existen innumerables funciones. Tanto es así que existen extensas investigaciones únicamente de este ámbito. En cualquier caso, las funciones de la logística de almacenamiento son:

Actualizar los inventarios

Aunque la gestión de inventarios de los pedidos que se reciben pertenece a la logística de aprovisionamiento, cabe mencionar que la comunicación entre el departamento de aprovisionamiento y el de almacenamiento debe ser muy buena.

Esto es así, debido a que en el proceso de colocación y transporte por el almacén pueden romperse productos. El departamento de logística de almacenamiento debe dar partida de ello al de aprovisionamiento. De manera que en el próximo pedido esto será tenido en cuenta.

Además, los inventarios no deben actualizarse sólo para dar de baja los elementos inservibles. También deben actualizarse en función del consumo de los mismos por parte de los trabajadores que se encargan de transformar esos productos almacenados.

Registro del lugar en el que se encuentran almacenados

Cuanto más grande sea un almacén, más preciso debe ser el registro del almacén. Es imprescindible que los productos queden registrados por zonas o secciones. De tal forma que los trabajadores encargados de almacenar o de transformar esos productos sepan dónde están.

Adicionalmente, para mejorar la eficiencia de la producción puede que sea necesario reubicar ciertos elementos. Por ello, sin un registro podría derivar en un descontrol total.

Planificar las zonas de almacenamiento según el tipo de producto

Hilando con lo anterior, el departamento de logística de almacenamiento debe estudiar en qué partes deben ubicarse los diferentes elementos. De forma que aquellos que sean más utilizados se encuentren más accesibles que aquellos que no son tan utilizados.

O visto de otro modo, aquellos cuyo transporte es más complejo por cuestiones de tamaño o peso más vale que se encuentren cerca de la fase en la que son transformados.

Facilitar la incorporación de los aprovisionamientos al proceso de producción

Facilitar la incorporación de los aprovisionamientos no solo tiene que ver con planificar correctamente los espacios. Es recomendable, que exista un protocolo para transportar los elementos a la fase de producción.

De incorporar los elementos correspondientes, puede encargarse tanto el departamento de logística de almacenamiento como el de producción. Sin embargo, ambos deben ponerse de acuerdo para que el flujo de materiales sea fluido.

Indicar cómo serán transportados cada uno de los aprovisionamientos

No todos los aprovisionamientos pueden ser transformados de igual forma. Puede que existan elementos que se puedan transportar en vehículos mecanizados y otros que sea mejor transportar por personas.

Que se utilice un medio u otro para su transporte dependerá de las características de cada producto, así como de la lejanía entre la zona en la que se deban almacenar, la zona de recepción y la zona de producción.

Fuente: José Francisco López (Febrero 2019) - Logística de almacenamiento. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Proceso productivo https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24857&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24857&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

El proceso productivo es el conjunto de tareas y procedimientos requeridos que realiza una empresa para efectuar la elaboración de bienes y servicios.

También puede entenderse como una serie de operaciones y procesos necesarios que se realizan de forma planificada y sucesiva para lograr la elaboración de productos.

El proceso productivo es realizado por las empresas, las cuáles se valen de información y tecnología que es utilizada por las personas para la fabricación de los productos.

Además, las empresas desarrollan sus procesos productivos con la finalidad de poder satisfacer la demanda del mercado.

Etapas del proceso productivo

El proceso productivo sigue una serie de etapas, las más importantes son:

  1. Adquisición de materias primas. Por consiguiente, en esta primera etapa del proceso productivo la empresa reúne todas las materias primas que serán imprescindibles para la fabricación de los productos que ofrecerá al mercado. Por otro lado, las empresas buscan en esta fase obtener la mayor cantidad de materias primas al menor costo posible, puesto que de esto dependerá si al final puede obtener utilidades o pérdidas empresariales. Todo, suponiendo que todas las materias primas tienen una calidad homogénea. Luego, en esta etapa la empresa contacta con sus proveedores y escogerá aquellos que les proporciones los mejores precios y la mejor calidad de los insumos. De la misma forma, deberán considerarse los costos del transporte y el almacenaje de los recursos requeridos. Finalmente, para completar esta fase, es preciso determinar el objetivo de producción, porque de ello dependerá las cantidades correctas de materias primas solicitadas y el equipo necesario para desarrollar eficientemente el proceso productivo.
  2. Producción. Ahora, en esta segunda fase se realiza concretamente la transformación de las materias primas e insumos para ser convertidos en productos. En efecto, es básicamente el proceso de fabricación de los bienes y servicios, por esa razón es indispensable mantener controles estrictos para dar cumplimiento a los estándares de calidad exigidos. Si los productos entregados al mercado logran satisfacer las exigencias del mercado, la empresa podrá obtener beneficios y utilidades. Mientras que, si los productos no cumplen con estas exigencias, provocarán grandes problemas a las empresas, desde reclamaciones hasta la pérdida de clientes; y consecuentemente una baja en las ventas y las utilidades de la empresa.
  3. Adaptación de producto. Después, se efectúa el proceso de adaptación y adecuación del producto en función del cliente, esta fase del proceso se orienta directamente al proceso de la comercialización de los bienes y servicios. Claro que es importante tomar en cuenta la logística de almacenamiento, transporte y los elementos intangibles de los servicios en función de la demanda que se presenta dentro del mercado. En consecuencia, en este paso se puede evaluar si se han cumplido con las metas establecidas por la empresa y de igual forma proceder a realizar las correcciones necesarias. Por último, la empresa establecerá los precios con los que serán comercializados los productos elaborados, teniendo en cuenta los costos incurridos durante todo el proceso y considerando un margen utilitario.

Elementos del proceso productivo

Los elementos más importantes que deben considerarse en el proceso productivo son los siguientes:

  1. Factores de producción. Los factores de producción son la tierra, el capital y el trabajo que son requeridos para llevar a cabo el proceso de producción.
  2. Proceso productivo. El proceso productivo incluye toda la tecnología que se utiliza dentro del proceso y consiste en determinar cómo se efectúa la combinación de los medios humanos y materiales para desarrollar el proceso de producción.
  3. Productos. Los productos son todos los bienes y servicios que produce la empresa para el consumo final de los agentes económicos que son los consumidores; o bienes de capital que son usados para la producción de otros satisfactores o la generación de más riqueza productiva.

Tipos de procesos productivos

Los procesos productivos pueden clasificarse de la siguiente manera:

  1. Producción en serie. Así que, la producción en serie se realiza cuando se producen productos con características homogéneas, por tanto, son productos estandarizados, no tienen ninguna diferenciación y se producen para el consumo masivo. Por ejemplo, prendas de vestir con tallas XS, S, M, L y XL. Así como zapatos para hombres número 42, 40, 38, etc.
  2. Producción bajo pedido. Por otra parte, la producción bajo pedido se usa para elaborar un producto diferenciado y adaptado a las necesidades específicas de cada cliente. Podemos ejemplificar el caso de la fabricación de una joya, un traje a la medida, un retrato de una persona, entre otros.
  3. Producción por lote. Mientras que, en la producción por lote se hace por un cierto número de productos que recibe el nombre de lote de producción, cuando se concluye un grupo de productos, se procede a producir otro y así sucesivamente. Cada porción de producción se produce de forma idéntica, pero pueden cambiar las características del producto al producir un lote de producción distinto.

Características del proceso productivo

Las características del proceso productivo son las siguientes:

  • Implica la transformación de materia prima en los bienes (de consumo o intermedios) que se entregarán al cliente.
  • Está sujeto a mejoras, las cuales dependerán del avance tecnológico. En ese sentido, es importante recordar que el proceso productivo es perfectible, puede cambiar en el tiempo.
  • Debe diseñarse en función a los requerimientos del mercado (con los materiales que prefiere el cliente, por ejemplo).
  • El proceso productivo tiene que tener objetivos precisos y controles estrictos, porque solo así la empresa puede obtener utilidades.

Ejemplo de proceso productivo

Veamos un ejemplo de proceso productivo. Por ejemplo, para la venta de café molido:

  • Primero, se contacta a los posibles proveedores de café (en grano o verde), se elige a aquellos que ofrecen el producto con la mejor relación calidad-precio.
  • Se llevará el café para tostar y luego se molerá. Posteriormente, el café se embolsa, en presentaciones de 1/2 y 1 kilogramo.
  • Finalmente, se almacena el producto en un lugar sin humedad y con una temperatura templada para luego ser distribuido a los clientes en función de sus requerimientos.

Fuente: Myriam Quiroa, 10 de diciembre, 2019. Proceso productivo. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Producción https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24851&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24851&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Definición Técnica

La producción es la actividad económica que se encarga de transformar los insumos para convertirlos en productos.

Por lo tanto, la producción es cualquier actividad que aprovecha los recursos y las materias primas para poder elaborar o fabricar bienes y servicios, que serán utilizados para satisfacer una necesidad.

También se podría decir que la producción es una actividad dirigida a la satisfacción de las necesidades humanas, a través del procesamiento de las materias primas, hasta generar productos o mercancías, que serán intercambiadas dentro del mercado.

Por lo tanto, la definición económica de producción es muy amplia, ya que se pueden incluir como producción cualquier actividad humana donde se está elaborando un satisfactor de una necesidad determinada.

En efecto, es producción una pintura producida por un artista, una artesanía elaborada por un alfarero, los servicios de auditoría que provee una empresa, la actividad agrícola y por supuesto todo lo relacionado con el sector industrial.

Importancia de la producción

Sin duda, la producción es un proceso muy importante para cualquier país, pues tanto el nivel de vida de una sociedad, así como el grado de desarrollo económico que se logra alcanzar depende de la disponibilidad de bienes y servicios que estén al alcance de los consumidores.

  1. Relación de la producción y el consumo. Es decir, la producción y el consumo se relacionan de forma directa. Mientras más bienes y servicios se produzcan dentro de las actividades económicas, mayor será el nivel de consumo. Consecuentemente, a un menor nivel de producción, menor es también la posibilidad de cubrir necesidades.
  2. Relación de la producción y el ingreso. Del mismo modo, la producción origina ingresos, que se distribuyen dentro de los participantes de la actividad económica, un mayor nivel de producción genera mayores ingresos reales y consecuentemente mayor capacidad adquisitiva para la población.

Por otro lado, si los ingresos reales son altos, el nivel de consumo será probablemente elevado debido a que la producción ha aportado a la economía una mayor cantidad de productos.

Evolución de la producción

Para poder entender cómo ha ido cambiando la producción, revisaremos los siguientes puntos:

  1. El ser humano nómada, solo consumía. Al principio los seres humanos eran nómadas, eso implicaba que iban errantes de un lado a otro y para satisfacer sus necesidades utilizaban los recursos que les brindaba la naturaleza en forma originaria. Por ejemplo, si les daba hambre comían los frutos que encontraban en el entorno natural, consumían el agua disponible y se alimentaban con los animales que tenían a su alcance. Cuando se acababan los recursos disponibles, simplemente migraban a otra región que les proveyera las condiciones más favorables para su consumo. Entonces en esta fase los seres humanos solo son agentes consumidores, no producen nada.
  2. El ser humano y el problema económico. Los seres humanos cambiaron su forma de vida nómada a sedentaria. Cuando se enfrentaron al problema económico y se empezaron a dar cuenta que los recursos que les brindaba la naturaleza se volvieron insuficientes para cubrir sus necesidades. Resulta que los seres humanos se iban reproduciendo y la población aumentaba en mayor proporción que los recursos disponibles en la naturaleza.
  3. El ser humano sedentario, empieza a producir. Después de darse cuenta del problema económico, los seres humanos se asentaron en lugares determinados y se convirtieron en agentes productores. En ese momento, empezaron a aplicar el trabajo en tareas como cultivos agrícolas y la crianza de animales. De esta manera el ser humano se convierte en agente productor, pero desde luego los procesos productivos eran muy incipientes y rudimentarios.
  4. Cambios y mejoras de la producción. Asimismo, la producción ha ido cambiando a lo largo del tiempo, cada vez se busca que el proceso se haga de forma más eficiente, combinando de mejor manera los factores de producción, para lograr el objetivo de producir más productos en proporción a los recursos empleados durante el proceso. Ahora el proceso de producción se basa más en el conocimiento y la aplicación de los conocimientos tecnológicos, que buscan lograr el uso más adecuado del capital y de la mano de obra, la cual se encuentra cada vez mejor calificada. Sobre todo, la mejora y evolución en la producción ha logrado que se pueda producir una inmensa variedad de bienes y servicios, que permitan hacer cada vez más fácil la vida del ser humano.

La producción y los factores de producción

Para llevar a cabo la producción, se necesita la combinación de los factores de producción, los cuáles son:

  • Tierra: El recurso tierra nos proporciona los insumos o las materias primas para realizar la producción. Son todos los recursos naturales como los minerales, animales y plantas.
  • Trabajo: El trabajo considerado como la actividad humana aplicada a la transformación de las materias primas; así como para elaborar el diseño, desarrollo y la fabricación de los productos.
  • Capital: El capital incluye los instrumentos como máquinas, instalaciones, herramientas, con las cuales se facilita el proceso de producción y aumenta el nivel de productividad de la empresa.
  • Tecnología: Son los conocimientos y técnicas que se utilizan de manera ordenada para alcanzar una meta o resolver un problema.

El empresario es el responsable de escoger la mejor combinación de los factores de producción, de manera que la producción se realice con el menor costo posible. De modo que, si sus costos de producción son bajos, la empresa podrá competir con los mejores precios en el mercado y por consecuencia llegar a tener utilidades.

Características de la producción

Entre las características de la producción, podemos destacar:

  • Requiere del uso de los cuatro factores de producción: tierra, trabajo, capital y tecnología.
  • Culmina una vez que el producto llega al cliente o consumidor final.
  • Tiene como objetivo transformar la materia prima y brindarle valor agregado.
  • El sistema de producción utilizado dependerá de varios factores como los plazos requeridos, los costos, la calidad exigida por el mercado, entre otros.
  • La eficiencia del proceso de producción depende de los recursos o factores utilizados, pero también de la gestión. Los gestores de la empresa deben llevar a cabo una correcta planificación y control del proceso. De ese modo, se podrá alcanzar la mayor eficiencia posible.

Tipos de producción

Los tipos de producción son los siguientes:

  • Producción por pedido o por proyecto: Cuando se fabrica un producto determinado a la medida del cliente. Es decir, la mercancía se adapta a los requerimientos de la demanda. Ejemplo: Un mueble personalizado, según las medidas, los colores, y otras características indicadas por el comprador.
  • Producción por lotes: Se fabrica una cantidad limitada del producto. Todas las unidades tienen características idénticas. Se trata de un sistema de producción discontinuo o intermitente que se utiliza cuando la demanda no es lo suficientemente grande como para que la producción se mantenga de forma continua. Las máquinas y las herramientas usadas deben adaptarse o modificarse cada vez que se empieza con un nuevo lote de producción. Ejemplo: Un lote de zapatos con un diseño exclusivo.
  • Producción en masa: Se caracteriza por la producción de grandes cantidades de una mercancía, siendo todas las unidades idénticas. Se requiere un alto nivel de automatización de las tareas. El proceso de producción puede consistir en el ensamblaje de piezas que fueron compradas a otra(s) compañía(s). Ejemplo: Los coches comerciales.
  • Producción de flujo continuo: Es un sistema de producción ininterrumpida, es decir, 24 horas al día, 7 días a la semana. Se utiliza solo cuando la demanda es muy grande y constante y el producto es homogéneo, es decir, no debe adaptarse al requerimiento de cada cliente. Ejemplo: Refinación de petróleo.

Para concluir, tenemos que aclarar que la producción es una de las actividades más importantes dentro del sistema económico de cualquier sociedad, puesto que mientras mejor y más eficiente sea este proceso, se podrán producir más bienes y servicios destinados a satisfacer las necesidades de los individuos.

Fuente: Myriam Quiroa, 12 de enero, 2020. Producción. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Producción / Operaciones https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24965&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24965&catid=1956&Itemid=406&lang=es


Dentro de una empresa, coexisten distintas áreas que permiten su buen funcionamiento: dirección, finanzas, administración, producción/operaciones, calidad, marketing, recursos humanos, gestión de proyectos, procesos, logística. Para alcanzar los objetivos organizacionales, es crucial que todas ellas estén alineadas a su propósito y estrategia de negocio.

A continuación, vamos a profundizar sobre el área de Producción. Qué es, cuáles son sus funciones principales, sus mayores desafíos, etc.

¿Qué es el área de Producción?

Se trata del corazón de la empresa. Es que ¿qué es una empresa sin producto? este, entonces, es el departamento en donde sucede el proceso de transformar las materias primas (insumos, recursos y materiales) en productos finales. El resultado de este proceso será el emblema de toda la empresa, lo que llega finalmente a manos del consumidor final y lo que hará que los consumidores elijan o no dicha marca. Este producto final será el fruto de la planificación y de las prácticas de las demás áreas de la empresa, en su conjunto.

El objetivo principal será el de crear un producto de calidad al menor costo posible. Para ello, se ha de tener en cuenta diversos factores: la planificación de la producción y el diseño de los procesos, la minimización de los costos de producción, asegurar una calidad óptima, entre otros elementos.

El uso de instalaciones, maquinarias, operarios especializados, herramientas, y todo lo que forme parte de la cadena productiva, estará presente en este proceso que culmina con el producto en manos del cliente.

Es en esta área donde determinados principios serán fundamentales:

  • Eficiencia: la forma de aprovechar de la mejor manera los recursos disponibles.
  • Productividad: aumentar la cantidad de productos terminados con la misma cantidad de esfuerzo.
  • Costo/beneficio: cuantificar el costo real del producto final y la calidad conseguida.
  • Calidad: la mejora constante de lo producido, trabajando permanentemente sobre los errores, para su prevención a futuro.

Historia y evolución del área

La historia de la producción se remonta al nacimiento de las primeras sociedades de personas con un objetivo común, que se sirvieron de los materiales disponibles en su ambiente natural: productos de la caza, la pesca o la agricultura para generar intercambios. La evolución fue llevando a la incorporación de tecnologías rudimentarias para transformar la materia prima y elaborar, a través de procesos sencillos, nuevos productos.

Los procesos de producción se fueron haciendo cada vez más complejos a medida que se suman técnicas y herramientas para mejorar el desempeño de las actividades. Y a raíz de esto, los productos ya no sólo son de necesidad (alimento, vestimenta, higiene), sino que se van transformando en bienes de consumo.

En un primer momento, no era necesario implementar estrategias para atraer clientes o ingresar en el mercado, ya que los productos eran necesarios para ese cliente cercano en la distancia. Los comercios eran locales. Pero posteriormente y a raíz del crecimiento y la expansión de la producción, las fábricas fueron ampliando sus territorios. Primero, a las naciones y luego se internacionalizan. En cuanto a los productos, frente a una demanda y ampliación progresiva del mercado, éstos se diversifican y especializan.

Las raíces de la gestión de producción como la conocemos actualmente, tiene lugar en los siglos XVlll y XlX, y toca su punto máximo en el siglo XX con la aparición de procesos automatizados y tecnología al servicio del hombre.

Tomando estos tiempos como referencia, se puede plantear el siguiente esquema:

  1. Revolución Preindustrial: Fue en este período que el escocés Adam Smith, reconocido como “el padre de la economía moderna”, distingue los lineamientos fundantes de la gestión de la producción en su obra “La riqueza de las naciones” (1776). Es en ésta donde se toma, con un abordaje científico, la división de las tareas en el trabajo para conseguir mejores resultados. Mediante su propuesta, las empresas empiezan a organizarse de manera más eficiente y comienza una revolución de la producción. Por su parte, Henry Ford moderniza su teoría, perfeccionando la idea de la línea de montaje. Nace el Fordismo como una nueva teoría sobre la producción. También un rol fundamental lo tiene el francés Henry Fayol, quien al publicar sus “14 principios de la administración” realiza un aporte a las ideas que surgían en la época.
  2. Revolución Industrial: Con un rol protagónico en la historia de la producción, son estas dos revoluciones las que incluyen en el trabajo diario el uso de maquinarias para aumentar la cantidad de la producción. Se generó un éxodo de trabajadores en búsqueda de oportunidades laborales, ya que la demanda era cada vez mayor. Pasan así de vivir en los suburbios a instalarse en los centros urbanos para trabajar como operarios de industria. Los obreros se posicionan como una nueva clase, la “clase social trabajadora” u “obrera”, en contraposición a la “patronal”. Si bien en términos de capacidad de producción hubo un gran avance, esto no necesariamente conlleva una mejor calidad en el producto, es por esto que Taylor toma un papel fundamental al estudiar la producción de las industrias y utilizar esos datos para mejorarla. El Taylorismo introduce nuevos procesos como las “líneas de ensamblaje” y la “entrega a tiempo”.
  3. Guerras Mundiales: Impulsados por motivos de competitividad y dominancia, los gerentes y directores de las empresas del momento empiezan a contratar especialistas en el tema para aumentar la productividad. Éstos, acompañados de softwares y las primeras computadoras, logran conseguir la masividad buscada, lo que en términos sencillos, implicaba un mayor poderío tanto económico como militar.
  4. Fines del siglo XX: Tomando como punto de partida 1950, los últimos avances han sido descomunales pues la principal herramienta fue la tecnología, y es esta quien avanzó mucho más rápido a los procesos humanos que implicaron un cambio de ideología. Se pueden diferenciar dos procesos coetáneos, la “Administración de la Producción” que con el uso de estadísticas y recopilación de datos ve nacer los programas de muestreo y control, acompañados de las “cartas de control”. Se denota un cambio de paradigma ya que empieza a tomarse al cliente y sus necesidades como lo principal a tomar en cuenta, y ya no la producción masiva y descontrolada que imperaba en tiempos anteriores. Por otro lado, la “Administración de las Operaciones” plantea la existencia de necesidades ya no de bienes tangibles, sino de intangibles, que se dará a llamar como “servicios”. La mercadotecnia y las finanzas trabajan al servicio del gerente que cambia el enfoque. Tiene un rol fundamental en esta etapa la aparición de Tahichi Ohno, más conocido como el padre del sistema “Toyota”, cuyo objetivo principal era la entrega a tiempo mediante la división y separación de tareas. Si bien este método tuvo lugar en los años 30, es después de la crisis del petróleo de 1970 que toma su rol principal.
  5. Actualidad: Los procesos actuales se enfocan en repensar las estrategias previas y actualizarlas. Es así que, acompañado de la tecnología moderna y la inteligencia artificial, la actualidad se rige en base a los siguientes conceptos:
    • Calidad Total, desarrollada en 1980 por el Dr. Deming, se enfoca en el mejoramiento de los procesos a través de un compromiso transversal entre la gerencia y los trabajadores;
    • Reingeniería de procesos, esta corriente de la década de los 90, afirma que independientemente de buscar la mejora constante de los procesos, su resultado será siempre el mismo. Es por ello que sugieren el estudio por completo, y (re)diseñarlos desde cero pero con las exigencias actuales de la globalización y el mercado;
    • Organizaciones Inteligentes, parten de la premisa de que el mundo actual está en constante cambio y las necesidades son cada vez más específicas. Mediante el estudio de las cinco capacidades básicas que rigen el comportamiento humano, tratan de capacitar a los operarios y gerentes para recibir el cambio de manera positiva. Estas cinco disciplinas serán: Pensamiento Sistémico, Aprendizaje en Equipo, Maestría Personal, Visión Compartida y Modelos Mentales.
    • Benchmarking, un modelo también de la década de 1990, plantea el estudio de los procesos de los emprendimientos más exitosos del momento y, conforme a los datos que surjan, adaptarlos a las empresas conflictivas o que no encuentran punto de salida a sus problemas internos.
    • Supply Chain Management, enfocado en la eficiencia y eficacia de los procesos como lo más importante, esta teoría busca que todos los operarios de la cadena de suministros aporten a mejorar costos y resultados mediante optimización de costos de transporte, almacenamiento, distribución y lanzamiento final al mercado.
    • Logística inversa, nacida en los años 2000, también denominada “logística verde”, busca implementar a todos los procesos la utilización de recursos reciclados o reciclables, que tengan bajo impacto en la ecología global y consiga la eliminación correcta de los materiales inservibles. Se basa en la idea de “recuperación de valor”.

Funciones principales del área de Producción

Producir, es la tarea principal del área, pero ésta a su vez

  • Identificar los insumos necesarios en el proceso productivo: Si bien obtener los insumos será responsabilidad de otra área (Compras), debe ser Producción la encargada de pasar el informe detallado de las materias primas, servicios, maquinaria, entre otras; que necesita para producir.
  • Asegurar la calidad del producto: Al igual que enlistar los insumos, debe dar a conocer al área Compras la calidad que necesita de ellos para lograr el producto deseado. El proceso de Calidad comienza con las materias primas, pero debe mantenerse durante todo el proceso y ser calificado al final del mismo para asegurar
  • Planificar la producción: Una vez que los insumos están listos, se debe proceder a planificar y preparar todo el proceso productivo: de qué manera se trabajará para llegar a producir X cantidad de productos en X cantidad de tiempo. Se deben asignar las tareas al personal y motivarlos, ver la capacidad de los inventarios, entre otros.
  • Minimizar los costes de producción: Una tarea indispensable del área es la de encontrar formas de reducir los costes unitarios. Esto implica una tarea periódica de escanear cada sección de la producción para encontrar insumos, procesos o personal en donde se puede ser más eficiente económicamente. Un ejemplo sencillo e ilustrativo es el mantenimiento de la maquinaria, si las hubiera. La rotura de una de ellas implicaría hasta parar la producción, mientras que la mantención técnica constante reduce riesgos y minimiza costos.
  • Innovar y mejorar: ¿En qué parte del proceso se pueden introducir mejoras? Maquinarias, tecnologías, capacitación al personal, nuevas materias primas, nuevas formas de producir, y muchas más. El rastreo de las novedades que conlleven mejoras en la productividad es una tarea importante e ineludible para el área. Ir en pos de la mejora continua, de ser más competitivos, producir más en menos tiempo o producir más con menos costes, los desafíos a cumplir para el área y por los que debe trabajar a diario.

Principales problemas del área de Producción

  • No controlar inventario. Las cantidades que se manejan en el inventario no pueden dejarse libradas al azar. El stock debe estar inventariado, segmentado, y con una estimación del tiempo que deberían estar parados. Si no se tiene un control estricto pueden suceder situaciones desventajosas:
    • Acumular demasiado stock provoca costos de mantenimiento elevados, aproximadamente se calcula en un 20% del valor del producto (cuidado, personal, seguro, rentas, etc.).
    • Caducidad. Si los productos tienen fecha de caducidad y la empresa no lleve un control del stock, puede suceder que los productos lleguen a su fecha de vencimiento en fábrica, teniendo que desecharlo, con los costos que ello ocasiona. La otra posibilidad es que lleguen al consumidor con una fecha cercana a su caducidad, haciendo que la marca pierda valor y que el cliente deje de elegirlos. El panorama para ambos es de invaluables pérdidas.
    • No puedo cubrir la demanda. El manejo del inventario va estrechamente ligado a la capacidad de producción. Y es por ello que es tan importante que se trabaje en conjunto, en especial para fecha especiales en las que la demanda aumenta. Cuando no se puede producir de golpe todo lo que la demanda exige para determinado momento, se debe contar con el apoyo del inventario, al cual se preparó previamente. Si la empresa se comprometió a entregar X cantidad de producto en X fecha y no cumple con ello, el cliente no volverá a confiar en esta en siguientes oportunidades. La previsión en indispensable. Y para esa previsión, se deberá tener medido y controlado lo que se puede producir, lo que se puede almacenar, lo que se puede gastar, entre otros.
  • No controlar la producción. Nombrado así, parece sencillo el problema y más aún la solución. ¿Qué implica el control de la producción? Justamente lo que mencionábamos antes: con el fin de poder prever y de tener capacidad de respuesta a los cambios del mercado, se necesita tener un conocimiento detallado de cada etapa y proceso dentro de la producción, así como de las personas que participan en ella. Todo ello para poder controlar los cambios que puedan presentarse. Un ejemplo de la falta de control son las máquinas que se rompen por falta de mantenimiento y paran la producción, o que una línea de producción tenga excedente de empleados o falta de ellos. Un correcto control y seguimiento de la producción conlleva a poder asegurar que los plazos y los resultados son los que se planificaron anteriormente.
  • Tener silos de información. El concepto de silos de información se refiere a los datos críticos de la empresa que están en mano de uno o un grupo pequeño de personas. Constituye un problema a erradicar si detectamos que tenemos un caso de ello. A veces es difícil de identificar, y podríamos hacerlo con esta premisa: tendríamos una gran crisis si una persona, planilla o documento desaparece, con esta información. La solución es socializarla. Si bien hay datos, procesos, elementos que pueden ser confidenciales o sólo pueden ser conocidos por personal específico, eso no implica que no esté socializado y respaldado en documentación. Ejemplos de silos son: la receta de nuestro producto estrella, de la fundadora. Solo ella y su hija tienen la receta. Si bien los silos pueden estar presentes en muchas áreas de la empresa, es en Producción que el problema puede ser mayor.
  • No contar con estándares de calidad. Si no se establecen estándares de calidad en cada paso del proceso de producción no se puede generar un producto de calidad que satisfaga al cliente. La cadena de la calidad, es más bien circular. Termina en el producto y arranca en las necesidades del público consumidor (que también deben ser conocidas y cotejadas), y atraviesa todo el proceso productivo. Implican todas las mediciones intermedias que permitirán corregir el producto y mejorar la calidad del entregable.
  • Desperdiciar tiempo y material. No es tan sencillo modificar partes del proceso, porque justamente ajustar parte de ello modifica al resto. Pero si se detectan desperdicios de tiempo o de materiales, es necesario pensar y actuar para disminuir o eliminar estos desperdicios.
  • La filosofía Lean Manufacturing es un sistema de organización de la producción que se basa en la eliminación de todo aquello que genera costo pero no añade valor al producto: estos serían los desperdicios. Éstos cuestan dinero, consumen tiempo, aumentan los costos y perjudican la competitividad de la empresa.

Principales desafíos del área de Producción

Las empresas deben entender que para que su producto sea competitivo en el mercado, la inversión en equipamiento es fundamental. Los expertos indican que una maquinaria, aún rudimentaria, puede impulsar la producción en más del 100%. Sin embargo, se debe hacer previamente un relevamiento administrativo para conocer si ese equipamiento es realmente necesario y si la empresa lo podrá amortizar en el corto tiempo.

Antes de invertir también se debe cotejar a la demanda. Si la nueva maquinaria genera más producción, pero no se vende en el corto plazo, la inversión no se justifica.

Junto con el equipamiento, vendrá el recurso humano que se encargará de su mantenimiento y con la capacitación para quienes operan la maquinaria.

A partir del tema Recursos humanos surge una cuestión: incorporar personal especializado o capacitar al existente. Este es un desafío que se le planteará dilucidar al área, que deberá tener en cuenta los costos en dinero como en tiempo que plantean ambas alternativas.

Importancia del área de Producción

El corazón de la empresa, el área Producción, da sentido a la existencia de las marcas. En muchos casos, nace primero el producto o el proceso y luego la empresa.

La importancia del área se deriva en que juega un papel fundamental en la competitividad, ya que se pueden reducir considerablemente los costos introduciendo un sistema de producción adaptado a las posibilidades de cada empresa.

Por otra parte, un área de producción flexible, que tenga la capacidad de cambiar de un producto manufacturado a otro, podrá adaptarse y cambiar con los requerimientos del mercado, para mayor satisfacción del público consumidor.

Servicios

Cuando hablamos de área de Producción, normalmente nos referimos a bienes tangibles, pero muchas empresas también se encargan de producir servicios. ¿Por qué no se incluyen? Porque los servicios poseen ciertas características que los hacen sumamente diferentes a los productos, no sólo por su intangibilidad, sino por otras condiciones que hacen por tanto que una empresa de servicios sea tan distinta a otra de bienes.

Un servicio es un acto o actividad (o conjunto de ellas) que se brinda a un cliente, tendiente a la satisfacción de sus necesidades. Características de los servicios:

  • Intangibles. Esta es su característica fundamental y distintiva. No tienen un componente físico, no pueden verse, tocarse, sentirse, olerse ni probarse. Por tanto, no pueden acumularse, ni inventariarse. No generan propiedad, sólo quedan como una experiencia. Ni siquiera es posible conocer su calidad antes de la prestación del mismo.
  • Inseparables. La producción y el consumo son simultáneos, ocurren en el mismo momento. Se consideraban también inseparables en cuanto a las personas (cliente y prestador) solían estar en el mismo espacio mientras ocurría la prestación. La Pandemia hizo que muchas de estas instancias cambiaran mediante la virtualidad: consultas a profesionales online, clases virtuales, atención telefónica o videollamada, etc. Sin embargo, no todos los servicios pueden hacerse a distancia.
  • Heterogéneos. Un servicio nunca podrá ser idéntico a otro, no se pueden producir en serie. Son, por tanto, variables: su calidad varía de acuerdo a múltiples factores. La satisfacción de los servicios, al producirse y consumirse de manera simultánea, dependerá de la forma en que son aprovechados, es decir que el cliente es quien le da valor agregado.
  • Perecederos. Los servicios no pueden preservarse, almacenarse o devolverse. Un servicio no prestado no puede realizarse en otro momento, básicamente será otro servicio. Ejemplo: Un pasaje de avión que no se utiliza, si bien puede o no ser reprogramado, no será el mismo vuelo, ni las mismas personas, puede cambiar la tripulación, la comida, las condiciones meteorológicas y toda la experiencia.

Los servicios deben ser prestado por personas idóneas, con buen trato hacia el cliente y operar mediante un contrato que garantice cumplir con lo pactado durante la venta y que respalde a alguna de las partes por quejas ante su incumplimiento. Por tanto, también deben brindar la posibilidad de quejas o de agradecimiento, de manera escrita. Los contratos deben ser claros y específicos en cuando a las condiciones para la prestación del servicio.

Desafíos de la empresa de servicios

Las características inherentes a los servicios plantean a la empresa que los produce, diversos de desafíos a tener en cuenta:

Comenzar una empresa de servicios es, muchas veces, más sencillo que una de bienes porque necesita de menor capital: Los servicios pueden reducirse al conocimiento y las habilidades de una persona o un conjunto de ellas (ejemplo: abogado, arquitecto, consultor) y por tanto iniciar una empresa solo implica instalaciones y un par de herramientas. Pero no todo es tan sencillo, ya que los servicios, al no poder experimentarse previamente, pueden hacer sentir al cliente que debe tomar una decisión de consumo sin demasiada información, y allí radica el reto para estas empresas: reducir la sensación de riesgo que tiene el cliente, mediante información, marketing, etc.

Como ya dijimos, las empresas de servicios son más fácil de montar, en lo económico. Pero para mantenerse en un mercado tan competitivo deberán realizar una constante inversión: capacitarse, actualizarse, ganar clientes y conservarlos, agregar bienes a los servicios brindados, agregar servicios secundarios, etc.

El término “sector de servicios” se emplea para definir a un conjunto de actividades económicas sumamente diversas, por la heterogeneidad característica de los servicios en sí. Es importante tener en cuenta que que el componente “servicio” puede estar ofrecido en el mercado de diferente forma:

Servicios que acompañan a un bien palpable.

En este caso si bien el o los servicios son secundarios, hacen que la oferta del bien sea más tentadora para el consumidor.

  • Servicio principal asociado a bienes y otros servicios secundarios. La oferta más importante es la del servicio principal pero se apoya en otros bienes o servicios menores. Ejemplo: un banco que ofrece una cuenta bancaria y a partir de allí las tarjetas de crédito y débito, una cuenta de ahorro en moneda extranjera, homebanking, etc.
  • Servicio puro. La prestación de un servicio es la principal oferta, la que irá a satisfacer las necesidades del cliente. Ejemplo: los servicios de un contador para llevar adelante la asesoría contable.

Los servicios pueden aplicarse a una gran variedad de actividades:

  • Industria de servicios: Toda empresa cuyo producto final sea un servicio. Ejemplo: Empresas de software, Consultoras, etc.
  • Productos de servicios: éstos no son necesariamente producidos por empresas de servicios sino que se pueden derivar de la producción de bienes y se ofrecen en conjunto con ellos a los clientes, o de manera aislada. Ejemplo: mantenimiento técnico de vehículos
  • Ocupaciones de servicios: Están presentes en toda variedad de industrias. Se ocupan de una amplia gama de labores, que van desde la limpieza, la seguridad y vigilancia, hasta el procesamiento de datos, trabajos de contabilidad, reparaciones y mantenimiento, entre otros.
  • Servicios personales cualificados: al incrementar la productividad, se necesita una mayor cantidad de servicios profesionales calificados, los más solicitados por las empresas son: asesores financieros y jurídicos, ingenieros, informáticos, consultores, entre otros.
  • Servicios personales no cualificados: Las tareas domésticas, personales y no calificadas de diversa índole, históricamente han sido fuentes importantes de la actividad de servicios en el circuito productivo.

Tenemos ciertos desafíos que superar cuando estamos centrados en ofrecer servicios que satisfagan constantemente las necesidades de nuestros clientes. Estos desafíos son:

  • Presentar una propuesta al área comercial que sea realizable. Es importante que presentemos objetivos claros y sobre todo realistas, para que podamos cumplir con nuestro servicio como espera el cliente de nosotros. Es necesario adaptarse al cliente pero también brindarle el mejor servicio, por lo que es preferible ofrecerle algo realista que algo que no va a servirle.
  • Brindarle al cliente respuestas reales. Debemos hablarle al cliente como a nuestro equipo, no debemos mentirle con los plazos de entrega ni lo que va a recibir.
  • Compromiso de personal con el cliente. El equipo de servicios debe poder empatizar con los clientes para poder entender sus necesidades y reclamos.
  • Lograr feedback del cliente. Este desafío es muy importante para poder medir la satisfacción del cliente que podamos obtener un feedback una vez que el cliente recibe nuestro producto.
  • Superar conflictos directivos que afecten la producción. Es importante que los conflictos de las áreas directivas no afecten los procesos de producción para que el cliente no note fallas en el cumplimiento del servicio que prometimos.
  • Coordinar con el cliente la entrega del servicio y mostrar ROI. La coordinación con el cliente es clave para la entrega de nuestro servicio. Si no tenemos comunicación con ellos puede que trabajamos el doble, intentando llevarle nuestro servicio cuando el no se encuentra para recibirlo.

Diferencia entre Producción y Operaciones

En muchas ocasiones, cuando se habla de Producción, suele nombrarse también al área de Operaciones. Pero… ¿son lo mismo? No. Comúnmente suele denominarse Área de Operaciones cuando el departamento de Producción (de bienes o servicios) se diversifica y amplía incluyendo a Mantenimiento y Logística, entre otras. Es decir, Cuando el área no sólo se encarga de producir sino además del cuidado de sus herramientas de producción, de la compra de sus propios insumos y de asegurar la llegada al mercado (consumidor final o intermediario), entre otras; pasa entonces también a operar, y es allí cuando cambia de nombre.

Conclusión

Producción es un área grande y vital en toda empresa. Para un funcionamiento óptimo, debe tener comunicación permanente y fluida con otras áreas:

  • Con Compras, que se encargaran de la cantidad y calidad de los insumos, y de evitar las rupturas de stock.
  • Con Marketing y Ventas, que serán los responsables de ubicar en el mercado el resultado de la producción.
  • Con Recursos Humanos, que serán los responsables de la búsqueda de mano de obra idónea y de su entrenamiento para adaptarse a los requerimientos del área.
  • Con Mantenimiento, Logística, Almacenamiento, ya que serán quienes deban cuidar del equipamiento, distribuir el producto o mantenerlo en inventario hasta su salida al mercado.

Fuente: DREW - Producción/Operaciones


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500
Recursos materiales / Bienes y servicios https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24858&catid=1956&Itemid=406&lang=es https://www.elmayorportaldegerencia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=24858&catid=1956&Itemid=406&lang=es


RECURSOS MATERIALES

Definición Técnica

Los recursos materiales son todos los insumos, materias primas, herramientas, máquinas, equipos y todo elemento físico que se requieren para realizar el proceso de producción de una empresa.

Claro que los recursos materiales de una empresa, como cualquier otro recurso resultan escasos para elaborar el proceso de producción. Por ese motivo deben administrarse correctamente para que se logre abastecer el proceso productivo con los recursos materiales requeridos tanto en términos de calidad, como de cantidad necesarios.

Además, si los recursos materiales se administran de manera apropiada, permite que la empresa pueda llevar a cabo su proceso de producción de manera rápida, eficiente y sobre todo al menor costo posible.

Tipos de recursos materiales

Los recursos materiales se pueden clasificar de la siguiente forma:

  1. Edificios e instalaciones. Sobre todo, los edificios e instalaciones son utilizados como espacios o lugares donde se desarrolla el proceso de producción de una empresa. Todo edificio para cumplir con esa finalidad debe contar con una serie de instalaciones específicas como electricidad, agua, servicios de comunicación, red de tecnología, entre algunos de los más importantes que hagan que la función productiva de cada empresa se pueda realizar.
  2. Máquinas y equipos. Por otra parte, la maquinaria y equipo son los factores que utiliza una empresa principalmente para realizar el proceso de extracción o de la elaboración de productos. También pueden ser utilizadas para el transporte de personas, animales, insumos, materias primas y mercaderías dentro de la misma empresa o para realizar su traslado interno.
  3. Materias primas. Por consiguiente, las materias primas son todos los recursos que necesitan ser transformados para que posteriormente se conviertan en productos que puedan ser utilizados o consumidos por el usuario o consumidor final.

Ejemplo de un hospital

A continuación, mostramos un ejemplo de los recursos materiales de un hospital:

  • Edificio e instalación: Un hospital necesita un edificio con área ventilada, iluminada, con acceso al agua potable, electricidad, oxígeno, plantas de emergencia, áreas fáciles de limpiar y que cuente con todas las áreas de servicio básicas de un hospital, etc.
  • Máquinas y equipo: Camas, máquinas de rayos x, bombas de infusión, monitores de signos vitales, ventiladores, equipo de sutura, etc.
  • Materias primas: Como medicamentos, hilo de sutura, material sanitario, etc.

¿Por qué son importantes los recursos materiales?

Ahora, los recursos materiales son importantes para cualquier empresa porque sin ellos no se puede desarrollar el proceso de producción.

Por lo tanto, cuando una empresa cuenta con recursos materiales adecuados y los administra correctamente puede alcanzar de manera fácil sus objetivos de producción, porque les permite producir a un nivel máximo de productividad, pero gastando la menor cantidad de recursos.

En consecuencia, si una empresa no cuenta con los recursos materiales adecuados y necesarios se verá afectado su nivel de productividad y como consecuencia también afecta la economía del país en general.

Para concluir, podemos decir que los recursos materiales de cualquier empresa deben administrarse de forma correcta. Puesto que esto le ayuda a que su proceso productivo se realice de forma óptima. Es decir, le ayuda a lograr que los recursos sean utilizados de manera eficiente para que logre producir más al costo más bajo posible, de forma que se puedan alcanzar niveles altos de productividad para las empresas y para la economía en forma general.

BIENES Y SERVICIOS

Definición Técnica
Los bienes y servicios son todos los satisfactores que se elaboran en el proceso de producción para cubrir necesidades humanas.

Por supuesto, todo proceso productivo tiene como finalidad transformar los insumos y las materias primas para convertirlos en productos que pueden clasificarse como bienes y servicios que son utilizados para cubrir una necesidad.

¿Cómo sabemos si un producto es un bien o servicio?

Para poder determinar si un producto es un bien o servicio debemos considerar lo siguiente:

Un bien

  • Sobre todo, tiene consistencia material o tangible por lo que lo podemos ver y tocar, podemos apreciar todas sus características y atributos materiales.
  • Por otro lado, pueden ser utilizados o consumidos para cubrir una necesidad. Un lapicero es un bien que utilizas para escribir, mientras que una pizza la consumes para satisfacer el hambre.
  • Asimismo, se pueden transferir de una persona a otra por medio de los procesos de compra y venta. Una empresa que produce llantas se las vende a los usuarios de vehículos, es decir los bienes cambian su derecho de propiedad de una persona a otra.
  • Por último, tienen valor en el mercado porque son escasos, la cantidad de bienes producidos son limitados o insuficientes para cubrir las necesidades o los deseos de todas las personas en el mercado.

Un servicio

  • En efecto, el servicio es intangible, porque no se transfiere nada tangible, sólo se reciben los beneficios o resultados del servicio. Si colocamos nuestro vehículo en un servicio de parqueo, lo que finalmente podemos obtener es quedar satisfecho porque nuestro vehículo permanece en buenas condiciones o insatisfechos porque no era lo que esperábamos.
  • Además, son inseparables de las personas que lo proporcionan, sería el caso de una persona que se haga una cirugía plástica el resultado obtenido dependerá mucho del médico que la practique.
  • Por otra parte, la calidad del servicio depende también del cliente que recibe el servicio, porque cada cliente valora en forma subjetiva el beneficio recibido. Por lo tanto, un servicio que para alguien puede resultar deficiente para otra persona pudo ser totalmente satisfactorio.
  • En realidad, los servicios son muy diversos, significa que si dependen de la persona que los ofrece y de la persona que los recibe, uno de sus principales rasgos distintivos será la diversidad, debido a que no es posible homogeneizarlos.
  • De cualquier manera, un servicio no se puede almacenar o guardar, esto implica que un servicio solo se pueda ofrecer en el momento mismo que se produce. Un servicio de masaje, solo se puede ofrecer en el momento que el masajista le esté dando el servicio al cliente.

Para concluir, podemos decir que tanto los bienes como los servicios son productos que se han producido con el objetivo de satisfacer una necesidad. Sin embargo, son diferentes en tanto a que los bienes son tangibles, homogéneos, transferibles y se pueden almacenar.

Por su parte los servicios son intangibles, heterogéneos, intransferibles y no se pueden guardar, porque sólo son acciones o procesos que se le brindan a los clientes.

Fuente: Myriam Quiroa (Mayo 2020) - Recursos materiales./ Bienes y servicios. Economipedia.com


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
]]>
publico@elmayorportaldegerencia.com (Publico. ) Producción Thu, 21 Jul 2011 18:07:40 -0500