web hit counter www.elmayorportaldegerencia.com - El arte supremo de la atención al cliente

 


EL ARTE

Si las mejores manifestaciones artísticas nos conmueven y nos fascinan, el camino más seguro para cautivar a los clientes es el de atenderlos como artistas del servicio.

La  perspectiva que nos ofrece el arte  nos ayuda a entender mejor la diferencia entre un trabajo simplemente bien hecho y uno hecho de manera extraordinaria, “fuera de serie”.

Atender a los clientes con un sentido artístico, buscando su fascinación y sus aplausos, nos permite ver mejor las oportunidades que se nos presenta día a día para lucirnos como profesionales.

Atender a las personas como un artista, reta lo mejor de cada uno de nosotros mismos. Y para tener una dimensión artística del servicio hace falta asumirla como una decisión personal.


EL ARTE SUPREMO

Como dice el tío de Guido en la hermosa película la vida es bella “Servir es el arte supremo...Dios sirve al hombre pero no es su sirviente”.

¿Usted alguna vez había  pensado que el trabajo de atender a las personas es algo tan noble, tan digno y supremo que se parece al trabajo de Dios?

Si, servir a las personas en nuestro trabajo es ayudar con plenitud. Atender a la gente de una manera artística y espléndida no nos hace sirvientes sino profesionales excepcionales.

A pesar de la gran resistencia y chantaje social que frena la iniciativa y la creatividad, servir y atender a las personas es el trabajo mas digno del ser humano.

Ayudar  a todos nuestros clientes de una manera artística nos hace mejores personas y profesionales.


EL ARTE SUPREMO DE LA ATENCIÓN AL CLIENTE

Atender a las personas de manera artística significa comprender que nuestro trabajo consiste, esencialmente, en ayudar a la gente a solucionar sus necesidades y situaciones, cualquiera que sea nuestra posición en cada empresa. Ese es el propósito más importante.

El arte supremo de la atención al cliente es el arte de atender a la gente de manera extraordinaria, con elegancia y respeto absoluto como seres humanos, y haciéndoles sentir que nos gusta mucho nuestro trabajo y nos encanta el servicio que damos.

Para servir a los clientes de manera elegante y fascinante es indispensable ver la atención como la gran oportunidad que tenemos para influir positivamente en la vida de quienes atendemos, con nuestras cualidades como personas y profesionales del servicio.


El retorno de la inversión en entrenamiento ejecutivo de equipos gerenciales es exponencial y en minutos. Norman Vincent Peale.
Te gustó? Compártelo !
Pin It
Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account